lunes, 13 de febrero de 2017

FUEGO CRUZADO

Por: Enrique Soto

El pueblo peruano asiste con estupor, a presenciar una nueva mega corrupción en el país, que enloda la dignidad de la nación en su conjunto, cuando creíamos que este tipo de atrocidades, en dimensiones gigantescas, como la puesta al descubierto con el caso Odebrecht, habían sido superadas, al finalizar el siglo XX, con la caída del gobierno mas corrupto que tuvimos en el Perú, a lo largo de toda su historia republicana, manejada y conducida por una dictadura mafiosa, denominada Fujimontesinismo, estando aún prófugos de la justicia, algunos de sus representantes emblemáticos como Rosa y Juana Fujimori y Víctor Aritomi, tíos de Keiko Fujimori, quien lidera el Fujimorismo y controla actualmente el Congreso de la República, con mano férrea y autoritaria, que le da el poder de tener una mayoría absoluta de 73 parlamentarios.

¡Agarren a Toledo!

La coyuntura política se pone fea. Empieza a saltar la pus por doquier. La clase política –en medio de los sucesos escandalosos- se halla tremendamente atemorizada, escondiendo el rabo entre las piernas, pensando que en cualquier momento puede salpicarle el virus de la infección contagiosa, ya que el ex presidente Alejandro Toledo -un pez gordo- ha sido condenado, por el Poder Judicial, a 18 meses de prisión preventiva, debido a la acusación documentada que ha presentado el fiscal Hamilton Castro, encargado de la investigación del caso Odebrecht. En tal sentido -al hallarse el reo ausente y fuera del país-, el juez Richard Concepción Carhuancho, ha dictaminado su captura a nivel nacional e internacional, solicitando a la Interpol, que lo aprese en cualquiera de los 190 países que forman parte de la red policial. Se le acusa de haber recibido -según declaraciones del delator Jorge Barata, alto funcionario de la firma corruptora, ante la justicia brasileña, de haberle entregado 20 millones de dólares, a través de su testaferro Josef Maiman, para que sea beneficiado con la concesión de la obra de la Carretera Interoceánica del Sur. A pesar que Toledo niega todo, y reta a Barata a que demuestre -según él- semejante infamia, que enloda su buen nombre y el de su familia, considerando el hecho como una venganza del fujimorismo, que tiene secuestrado a PPK. Declarándose en tan sentido un perseguido político, no sabiéndose con precisión su paradero en el mundo.

¿Qué hizo PPK en el gobierno de Toledo?

Teniendo en consideración, que PPK, actual mandatario del país, fue en el gobierno de Toledo (2001-2006) ,Presidente de Pro Inversión, Ministro de Economía y Finanzas y Presidente del Consejo de Ministros, es bastante probable que esta situación delincuencial lo comprometa de una o de otra manera, como anuncian algunos informes y/o analistas políticos. Por ello consideramos que Eliane Karp, esposa de Toledo, cuando PPK le dijo que era un traidor, ella no se quedó callada y le contestó diciendo: “No me hagas hablar porque se lo que hiciste la última vez”, a través de su cuenta de  Facebook. Esto fue suficiente para que PPK, bajara el tono de su voz en los próximos días, negándose ante los hombres de prensa a hablar sobre el tema, cuando su deber debería ser levantar mas la voz y ponerse a la cabeza de la lucha contra la corrupción. Sin embargo, parece que este no es su objetivo, ya que según un informe meticuloso y bien fundamentado que publica la revista “Hildebrandt en sus Trece”, elaborado por el periodista Eloy Marchan, se señala en la entrada de la nota lo siguiente: “El actual presidente de la república no puede ocultar hoy todo lo que hizo para favorecer a la empresa brasileña cuando fue funcionario en el gobierno de Toledo. Un ejemplo: desoír, sistemáticamente, las advertencias de la Contraloría respecto del sobrevalorado proyecto de la Interoceánica del Sur”. Momento, bastante complicado, que pone a PPK, en una situación apremiante. Es mas, el informe abunda en información de primera mano, obtenido de los archivos de la Contraloría de ese entonces, a cargo de Genaro Matute. Señala, que fue “la única institución -refiriéndose a la Contraloría-  que en aquellos años, puso luz roja al negociazo binacional del asfalto. Hasta hoy sólo se conocía un documento del 3 de agosto del 2005 en el que se advertía que Odebrecht tenía un juicio pendiente con el Estado y, por lo tanto no podría firmar ningún nuevo contrato”. En otro momento, dice: “El primer oficio, que Genaro Matute, el contralor de aquel entonces, envió a Proinversión y por consecuencia, al entonces ministro Kuczynski, es de fecha 21 de junio del 2005. En el documento se  señala que  el costo por kilómetro cuadrado supera largamente los estándares históricos”. Según este informe de Marchán, después de varias reuniones que la Contraloría  sostiene con funcionarios del Ministerio de Economía, del Ministerio de Transporte y Comunicaciones, así como con Proinversion, les advirtió a través de un nuevo informe que el costo de la obra oscilaba entre 346 y 401 millones de dólares. Cualquier suma por encima de eso significaría sobrevaluación. Sin embargo PPK, hizo caso omiso de esa advertencia y firmó un contrato por el doble: 798 millones de dólares. “Luego le siguieron las adendas -señala el informe de la revista Hildebrandt en sus Trece-, buena parte de ellas con el visto bueno de Kuczynski, que elevaron el precio hasta los 1,500 millones de dólares”. Como podemos darnos cuenta la situación del Presidente PPK, es sumamente delicada en torno a esta denuncia de corrupción, que sin lugar a dudas lo compromete, dejándolo mal parado como gobernante. Por lo que es necesaria que esta situación sea esclarecida rápidamente, de manera sumaria, para evitar que el actual gobierno sufra una deflagración, que lo ponga al borde del estallido social, que se viene cocinando al interior de los núcleos organizados de la población, que amenazan tomar las calles. Ya se programó para el jueves 16 una marcha del pueblo peruano que se dejará sentir en las calles, ante tremendo escándalo, que ha socavado las estructuras del Estado.

Tres gobiernos comprometidos

Por otra parte, la detención de los funcionarios públicos del gobierno aprista, que se dicen y al día siguiente se desdicen, no sé por qué razones ultra secretas que el pueblo peruano quisiera saber, nos hace recordar, a las detenciones que en su momento sufrieron, funcionarios y compañeros de esta misma tendencia política como Rómulo León Alegría, quien se jactaba de haber hecho un gran faenón, a costas del Estado peruano, y Miguel Facundo Chinguel, que promovió y ejecutó –con gran beneficio para su bolsillo-  indultos a narcotraficantes en el gobierno de Alan García, quedando las investigaciones a medio hacer y no llegando al fondo del problema, así como no se sancionó como debió ser a León Alegría, porque el Poder Judicial, consideró que la pruebas presentadas(audios) no eran validas, por haberse obtenido por medios ilegales. Hoy está libre vivito y coleando .En tal sentido, ahora que las denuncias de los delatores brasileros, alcanza a tres gobiernos empezando por el de Toledo y terminando por el de Ollanta, en el que queda incluido el de Alan García, Heriberto Benítez, abogado de Alejandro Toledo ha señalado, que a García no se le quiere tocar, y que viene siendo favorecido por el Poder Judicial y por el gobierno. “Para el no hay prisión preventiva como para su patrocinado, ¿es qué acaso tiene corona?” -ha señalado. Como podemos ver la cosa esta que arde. Todos se acusan mutuamente, y nadie quiere asumir responsabilidad. Este vendaval que amenaza levantarse por los aires a media clase política aún tiene para rato. A pesar que recién está comenzando, hay buenos golpes que entre choques de grupos políticos se están asestando, orientados a desestabilizar su presencia en el quehacer político nacional, con miras a las próximas elecciones regionales y municipales que se anuncian para el próximo año.

Nueva Constitución

Sin embargo, en medio de esta vorágine angustiosa de corrupción, hay que reconocer que este mal no es de ahora, cuando creíamos haber acabado con este flagelo en el año 2000, cuando el pueblo peruano movilizado en las calles, se trajo abajo la dictadura corrupta fujimontesinista, acabando supuestamente con la corrupción, esta vuelve aparecer, con fuerza quince años después, como una maldición. Dándonos cuenta que el problema no es de hombres, ni de sucesos, sino de sistema. Vivimos en un sistema político y económico que alienta la corrupción. Es esa estructura, ese Estado de derecho que tenemos que cambiar radicalmente (desde la raíz). Esta, creemos, es una oportunidad que se nos presenta, para impulsar la consecución de este objetivo, por lo que compartimos, la propuesta que ha planteado Roció Silva Santisteban, como una clamorosa autocritica, en el sentido que la Izquierda debería convocar a una Gran Marcha Nacional, exigiendo, “que se vayan todos” y plantear inmediatamente el cambio del marco de este sistema, convocando a una nueva Asamblea Constituyente, que elabore una Nueva Constitución. Esa sería una salida oportuna, en medio de una crisis generalizada, que amenaza desestabilizar el andamiaje democrático recientemente construido, endeble y sin instituciones sólidas que lo solventen.

Al cierre de este artículo PPK, lanza un desesperado mensaje a la nación, a través del cual no dice nada significativo que sea visto políticamente como un combate preparado y decisivo contra la corrupción. Tal es así que no se habla de una captura nacional e internacional de Alejandro Toledo, como un prófugo de la justicia, sino que dicen que han ordenado que el señor Toledo venga al país para que se aclare toda esta situación en la que se ha visto envuelto. No habla para nada de su participación en el gobierno de Toledo en el que se ve totalmente comprometido según informe analizado en este artículo.

lunes, 6 de febrero de 2017

LA MALA HORA

Por: Enrique Soto

La mala hora parece haber llegado al Perú. La mega corrupción desatada por la firma Odebrecht, solamente superada por el fujimontesinismo -esperamos no equivocarnos- ha puesto en la picota a medio mundo de la clase política tradicional, que empiezan a vivir asustados por lo que pueda pasar, con la puesta en evidencia –según declaración de Jorge Barata-, ex-representante de la empresa, por más de doce años en el país, quien se ha acogido a la delación premiada en el Brasil (colaborador eficaz), y que sostiene haber pagado por sobornos al ex Presidente  Alejandro Toledo, la suma de 20 millones de dólares, para obtener un resultado positivo en la licitación de la Carretera Interoceánica Sur-tramo 02 y 03. Como dijimos en un artículo anterior, esto recién comienza, y esperamos sea una oportunidad para la elaboración de un Plan Estratégico Nacional que acabe radicalmente con este mal que desestabiliza a la nación.

Como reza el dicho: “No hay mal que por bien no venga”, es conveniente convertir esta mala hora en una oportunidad para frenar esta tempestad babilónica que sacude el país entero con una fuerza inusitada desde hace más de 25 años. Creemos que ha llegado el momento de confrontar este mal, con agallas. De manera decidida, con valentía y sin vacilaciones, en tal, sentido, el actual gobierno, presidido por Pedro Pablo Kuczynski (PPK), tiene la obligación de asumir esta responsabilidad liderando este proceso. Es decir, tiene que ponerse a la cabeza y conducir al pueblo peruano en su conjunto en su lucha a muerte contra este flagelo.

La pampa se armó, en esta mega corrupción, cuando, el propio Jorge Barata, lanzó el primer misil, señalando que entregó 3 millones de dólares como soborno, al ex–viceministro de Transportes y Comunicaciones Jorge Cuba, del gobierno aprista, para que ganaran la licitación de los tramos 1 y 2 de la Línea 1 del Metro de Lima. Esta denuncia, permitió que sean capturados Miguel Ángel Navarro, asesor de confianza de Cuba, y Edwin Luyo Barrientos, integrante del Comité de Licitación. Jorge Cuba, no pudo ser arrestado en ese entonces, porque días antes había abandonado el país. Sin embargo, desde EEUU, decidió entregarse, regresando al país y poniéndose a derecho. Igual hizo, su compañera, la exvoleybolista, Jessica Tejada, también comprometida en el acto ilícito.

Lo que sorprende, es lo que dijo Luyo, apenas fue arrestado: “Todos saben que en realidad la pita se rompe por el lado mas débil (…)en cada requerimiento que hagan voy a decir la verdad”, reconociendo haber recibido pagos de Odebrecht, transferidos a una cuenta offshore de Andorra. Sin embargo, llama la atención, que días después, abandone esta actitud, dando un viraje completo al asunto, aislando sus culpas y trasformando los sobornos en pagos por consultorías. Como decían nuestros abuelos: Allí hay gato encerrado; teniendo el Ministerio Público, que investiga el caso, hacer un trabajo de alta cirugía para hallar el hilo de la madeja y dar con el resto de malhechores, que posiblemente se encuentren ubicados en instancias superiores de gobierno.

Por otra parte, Miguel Navarro, hace lo mismo que su coprocesado. En una primera presentación, después que fue detenido, reconoció sus culpas llorando, comprometiéndose a colaborar con la justicia: “He aceptado todos los cargos y estoy bien arrepentido. Me he acogido a la confesión sincera. Pido perdón al Estado peruano”. El fiscal adjunto Marcial Paucar, dijo que Navarro, aceptó que abrió una offshore para el ex viceministro Jorge Cuba. Sin embargo, luego, en los días siguientes, renuncia a su promesa, dejando de lado convertirse en un colaborador eficaz. Esta situación da mucho que desear, pareciera que hay fuerzas superiores que los direccionan y/o obligan a cambiar de pareceres. Esto tiene que tener muy en cuenta los fiscales comprometidos en estas indagaciones.

Como vemos la situación, nos parece que la cosa recién empieza a querer tomar forma. Mientras los Peruposibilistas, hermanos y hermanas de Alejandro Toledo, le piden a su líder que vuelva al Perú (ya que se halla en Francia), a aclarar este enredo, en el que lo hacen culpable, ya que si “ya que si él es inocente, como él dice que es, tiene que venir y dar la cara, porque si se queda y se escuda en una persecución política ya es una prueba de culpabilidad”, señalo Luis Thais, ex secretario general de Perú Posible y ministro de Estado en el gobierno de Alejandro Toledo(2001-2006). “Que regrese y se ponga a derecho- ha señalado Thais-, esto es un impacto muy desagradable y doloroso, porque soy una persona que, desde la fundación de Perú Posible he estado con Toledo. Luchamos juntos contra la corrupción y la dictadura en la marcha de Los Cuatro Suyos, por tal motivo me siento engañado, traicionado por esta noticia; conmovido y asqueado por una persona que traicionó  a 30 millones de peruanos”.

Por otro lado, la ex ministra toledista, Doris Sánchez, señaló que la difícil situación de Toledo debe ser vista “con ojos de justicia mas no de venganza”. A diferencia de otros seguidores de Toledo, indicó que aun es muy pronto para juzgar a su líder. Sin embargo, José León, ex vocero de la bancada de Perú Posible en el quinquenio anterior, exigió al líder chakano, cumplir con su palabra, y colaborar con las investigaciones si es que quiere demostrar su inocencia.

Como podemos darnos cuenta la coyuntura política está que arde, superando en temperatura al calor que nos manda la temporada, que está muy elevada. Sin embargo, el proceso continúa, se espera que en los próximos días, empiecen aparecer nuevos funcionarios de gobierno comprometidos en esta megacorrupcción. Sin embargo, vale manifestar que las baterías de Alejandro Toledo, han empezado a activarse con ferocidad amenazante, a través de Eliane Karp, su esposa, quien escribe en su cuenta de facebook:  “Que vergüenza PPK tu que tantos negocios y lobbies has hecho! No me hagas hablar because I know what you did last time!!!” Traducidas al castellano, las palabras en inglés dicen: “porque se lo que hiciste la última vez”. Una abierta amenaza, contra el Presidente de la República, téngase en cuenta que PPK, fue ministro de economía y primer ministro de Alejandro Toledo. Se deduce que muchas cosas han de saberse mutuamente, situación que anuncia una guerra encarnizada y sin cuartel. Esto, a nuestro parecer, por las intervenciones que hizo la Policía Nacional con la Fiscalía de la Nación, hace unos días, a su residencia en Camacho, incautando material, que podrían ser utilizados como pruebas. Esta actitud la familia Toledo Karp, no se la perdonan.

Mientras tanto, según se tiene conocimiento, la Fiscalía de la Nación solicitará su arresto preventivo internacionalmente, por lo que según se sabe Alejandro Toledo estará viajando a Israel, para ponerse en buen recaudo, ya que de allí no lo pueden extraditar, porque el Perú no tiene con esa nación ningún tratado de esa naturaleza. Allí permanecerá hasta que los delitos prescriban. ¡Qué gran habilidad tienen los políticos para escapar a la justicia! Pero eso no es casualidad, eso está amañado con la lentitud de los procesos, promovidos por el Poder Judicial, que no tiene ni un ápice de credibilidad, ante el pueblo peruano. Sin embargo, es preciso, no perder las esperanzas, ya que la lucha para acabar con la corrupción ha de ser dura y prolongada, pero estamos convencidos que en algún momento hemos de derrotarla, por lo que no nos cansaremos de señalar que esta coyuntura que se ha presentado sería una gran oportunidad para acabar con esta plaga.

martes, 31 de enero de 2017

¿EN QUÉ MOMENTO SE JODIÓ EL PERÚ?

Por: Enrique Soto
La pregunta histórica que lanzó Mario  Vargas Llosa, a cerca del país: “¿En qué momento se había jodido el Perú?”, a través de su singular personaje, Santiago Zavala, periodista del diario  La Crónica, en su universal novela “Conversación en la Catedral”, nos hace repensar en lo profundo de la realidad nacional, cada vez que se presentan crisis gigantescas de pronóstico reservado, que amenazan hundir en un mar turbulento, la institucionalidad democrática, que recién empieza a constituirse, como la  escandalosa aparición del caso Odebrecht, que ha puesto a dos generaciones de políticos en salmuera y, a los tres últimos gobiernos en la picota.

Después de haber creído que habíamos superado un nefasto periodo de corrupción estructural promovida por la dictadura Fujimontesinista en una década de oprobio e ignominia, volvimos a ser sorprendidos por este flagelo en los tres últimos quinquenios, según testimonio de la propia empresa, que señala que en este periodo otorgó a las autoridades peruanas, para ser favorecida con licitaciones alrededor de 29 millones de dólares. Suma que, según algunos analistas, no está sincerada, teniéndose en cuenta que la Firma, se benefició con más de 3 mil millones de dólares en obras, sobrevaluadas a su precio real, en mas del cien por ciento. Obteniendo jugosas ganancias.

Este escándalo de corrupción que remece las estructuras del poder en el país, es de dimensiones incalculables. La situación recién comienza. Sin embargo, es de suma importancia analizar y comentar la coyuntura, para ayudar de alguna forma a comprender lo que está pasando, ya que lo sucedido afecta severamente, la caja fiscal y a la nación en su conjunto, y a todos los más de 30 millones de ciudadanos  peruanos.
 Al toro por las astas

En tal sentido, creemos que la plaga que se ha presentado debe ser combatida con mayor  intensidad y rapidez. Cosa que no se está haciendo, de manera decidida, a pesar de contar con abundante información al respecto, y con los recursos económicos suficientes y necesarios como para profundizar investigación en casos que lo amerite. El Ministerio Público, está actuando con muchos reparos y con una timidez generacional, que impide agarrar al toro por las astas, impidiendo la impunidad. En tal sentido, el dicho a voces que se hará justicia, “caiga quien caiga”, se está convirtiendo en un saludo a la bandera.

La verdad tiene que salir a flote, sancionándose como debe ser –dentro del Estado de derecho, y respetando el debido proceso-a los responsables del grave daño causado al país afectando sus intereses económicos principalmente, y todo lo que ello significa para su desarrollo y bienestar.

La clase política se halla en una situación de emergencia. Como nunca antes, la población mayoritariamente, sospecha a estas alturas de todas las tiendas políticas y de sus operadores, habiéndoles retirado su confianza. Estas circunstancias no son nada buenas para el futuro. Ya que sin confianza casi nada se puede realizar de manera sostenida. Menos en una sociedad como la nuestra que tiene instituciones endebles, fláccidas y de poca efectividad. En tal sentido, es bastante probable que este estado de cosas haga desaparecer a  toda una generación de políticos, que al no estar en condiciones de defender los intereses nacionales, inclinándose mas por la defensa de los interés particulares, familiares y de grupo van a ser expulsados por mandato del pueblo organizado.

¿Dónde está el gobierno central?

Nos preocupa sobremanera la forma como viene actuando el gobierno central, con respecto a este grave problema, con tibieza y de manera timorata, hace rato que las cuentas de la empresa corruptora, debieron de ser paralizadas, exigiendo de manera inmediata una indemnización, cuantificada en función del daño causado, cancelándosele para siempre cualquier vinculo contractual con nuestro país. Así como actuar con rapidez, investigando a las empresas asociadas nacionales, con las que se hicieron alianzas para sacar adelante las licitaciones. Tengamos en cuenta que el representante de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, se ha puesto en estado de derecho en Brasil, y recién va a empezar a delatar a los funcionarios beneficiados, al incluirse en un proceso penal en su país de colaboración eficaz, para amortiguar el golpe. Los nombres saltarán como naipes sobre la mesa de negociaciones, según las necesidades y los intereses de los actuantes, que no necesariamente son equivalentes a los del Estado peruano.

Todos los gobiernos implicados-según los delatores, en Brasil- han dicho yo no fui. El primero en manifestarse fue el ex- Presidente, Alan García, quien no se halla en el país, dijo desde España: “Muy bien que la Fiscalía de la Nación los mande a la cárcel. Ratas como esas ensucian grandes obras que sirven al pueblo”. Toledo, por su parte, un día antes, de hacerse público su implicancia, abandonó el país. Humala y Nadine, se demoraron un poco, y ahora gestionan su salida. Nadie quiere quedarse en el Perú. Lo que sucede es  que las papas han empezado a quemar, y, por tanto, todo puede ocurrir. Parecen calcular que las cosas son mas fáciles manejarlas desde afuera que estando aquí adentro.

Rebelión en el Apra

En ese zarandeo, las bases del partido de la estrella se han declarado en rebelión, ya que la incómoda situación nacional, salpicada por la corrupción de la empresa brasileña, los halló a los “compañeros” en un proceso de profunda crisis institucional, en la que se pugna por el cambio y la renovación dirigencial, en donde el control del partido de Alfonso Ugarte es un punto estratégico de poder. Tal es así que siendo ya  en cuatro oportunidades que se postergaba el congreso de Apra  para la renovación dirigencial, Enrique Cornejo decide confrontar a Alan García, acusándolo de que era él, el promotor de la oposición para que no llegase a ser el nuevo secretario general del partido, y arremetió diciendo que el partido estaba secuestrado, en estas circunstancias, se destapa, que hombres de confianza de Enrique Cornejo, uno era su vice ministro, Jorge Cuba Hidalgo, cuando era responsable de la cartera de Trasportes y Comunicaciones en el gobierno de Alan, estaba implicado en la corrupción, habiendo recibido tres millones de dólares de Odebrech, para que le den la licitación de la Línea Uno del tren. El Apra, controlado por García, aprovecha muy bien la coyuntura, para promover que Cornejo sea suspendido en su militancia y sea procesado por la Comisión de Ética del partido. Allí se encendió la hoguera, que amenaza convertir en una bola de fuego, que acabaran en cenizas a toda la organización política que fundara Haya de la Torre. Y solo quedará la grita: ¡El Apra nunca muere!

Salvar el país

Por ello decimos que la delicada situación por la que atraviesa el país a partir  del fenómeno de corrupción promovido por la empresa Odebrecht es alarmante, y compromete seriamente a las diferentes instituciones del Estado, llámese Ministerio Público, Poder Judicial, Congreso de la República, Gobierno Central, obligándolo a hacer su trabajo verdaderamente como lo exige el velar por la defensa de los intereses de la nación y de su comunidad  de manera conjunta. Realizando investigaciones rápidas y certeras, y tomando decisiones valientes y oportunas para que los delincuentes no se nos escapen. Asimismo, comprometer el trabajo de las empresas nacionales que  trabajaron asociadas con la empresa corruptora, para que pudieran alcanzar información importante que permita esclarecer de manera acelerada los hechos, sería vista como un acto de patriotismo.

Por último, en este enredo en que han metido al país, ex gobernantes y políticos mafiosos, el rol que deben desempeñar las tiendas políticas es de suma importancia, y de gran trascendencia, principalmente, y eso queremos destacar ,la Nueva Izquierda, representada formalmente por el Frente Amplio; así como los sectores democráticos y patrióticos que aman el país, deben luchar denodadamente porque se investigue  a fondo a los responsables de este latrocinio, y se les sancione severamente, de acuerdo al marco normativo, salvaguardando sus derechos humanos, sin envilecimientos.

En tal sentido, es necesario un pronunciamiento claro, coherente y conciso, que dé muestras de pulcritud y honradez en la gestión pública, que se ponga de manifiesto que no hay aprovechamiento alguno. Manifestando abiertamente que no se escoltará, ni se blindará a nadie, y los rumores que corren, que la gestión de Susana Villarán, cuando fue Alcaldesa de Lima, estuvo comprometida en actos de corrupción con la empresa brasileña, deben ser aclarados a tiempo .Nadie debe estar exento de investigación, cuando haya dudas. Ya que la gestión pública debe de desarrollarse siempre de cara a la ciudadanía. Ya es tiempo de rendir cuentas al pueblo organizado, y de trasparentar las gestiones, si en verdad queremos avanzar sostenidamente en un ambiente democrático y de plenas libertades políticas y económicas.

lunes, 12 de diciembre de 2016

¿INCENDIANDO LA PRADERA?

Por: Enrique Soto

La semana que pasó, se dio inicio a una de las peores crisis políticas, que en su corto periodo gubernamental, empieza a remecer los cimientos de este nuevo régimen, que preside, el octogenario, Pedro Pablo Pablo Kuczynski, (PPK), quien derrotó en las últimas elecciones generales a Keiko Fujimori, hija del ex dictador y violador de derechos humanos, quien purga condena por veinticinco años. Nadie sabe, como terminará este enfrentamiento promovido por los fujimoristas, que de manera mayoritaria y autoritaria, controlan y gobiernan el Congreso de la República, con sus setenta y dos parlamentarios, más los cinco –que siempre suman-, del aprismo.
El asunto comenzó con la interpelación al Ministro de Educación, Jaime Saavedra. Ese fue el santo y seña, para iniciar la envestida desestabilizadora contra el nuevo régimen, que apunta –qué duda cabe- a vacar al nuevo Presidente. Después de responder acertadamente el Ministro, ante el Pleno del Congreso, un cuestionario de preguntas, la bancada fujimorista quedó insatisfecha, y planteó  una propuesta de renuncia del Ministro, a través de uno de sus voceros. Todavía no había consenso en la bancada sobre la censura. Sin embargo, al ver que el Ministro y PPK se manifestaban firmes en que Saavedra continúe en el cargo, el congresista Luis Galarreta, vocero de la bancada de Fuerza Popular, planteó ante el Parlamento, la censura, la que se definirá este jueves, aunque se tiene como fecha límite el lunes 19, que es el fin de la legislatura. Esto significa que la presente semana es de suma preocupación para la estabilidad democrática y la gobernabilidad del país. Todo puede pasar, ya estamos avisados;  “Ahora ya saben con quién se meten”, han anunciado los fujimoristas, a través del chat. Sin embargo, mucho va a depender de la forma como responda políticamente el gobierno. Si se manifiesta endeble y temeroso, los fujimoristas le van a ir encima. Por lo que la actitud de Juan Sheput de hacer que el gobierno obligue a Saavedra a renunciar, no es la mas adecuada. Hay que tener en cuenta que la bancada de Fuerza Popular, presidida por Keiko, apunta a tener contra las cuerdas al nuevo gobierno, ya que ellos se consideran  vencedores de las últimas elecciones generales. Y el hecho de haberles estado otorgando muchas concesiones, por parte del Ejecutivo, ha sido una manera de manifestar debilidad, que les ha permitido preparar esta envestida.

En tal sentido, si el gobierno a través de su Primer Ministro, Fernando Zavala, creyó que el otorgamiento de la confianza al gabinete –al inicio del régimen-, y las facultades legislativas solicitadas mas recientemente fueron una señal inequívoca, de llevar la fiesta en paz,  se equivocaron de cabo a rabo. Ya que los fujimoristas siguen respirando por la herida, y tienen el ojo con sangre, y nosotros –los ciudadanos de a pie- sabemos quiénes son y cómo actúan. Ellos no han cambiado, ni cambiarán, su espíritu autoritario, dictatorial y totalitario, es una marca que llevan de por vida. Dispuestos a hacer todo lo  necesario para imponerse y controlar el Estado, y manejar el país a su antojo. Ya lo han hecho, por una década, y quieren volverlo hacer. Su ambición y apetito de poder no tienen límites.

En política nada es casual. Qué mala suerte que tiene este gobierno,  que en una fecha significativa internacionalmente, cuando se celebraba la reunión en Lima de la Cumbre del Pacífico (APEC), se incendia Larcomar, muriendo cinco personas. Un centro de mucha atracción turística en la capital. Luego –siguiendo con la mala racha- sucede una revuelta en Huaycán, a raíz de una falsa información malintencionada, sobre el tráfico de órganos, que fue soltada en las redes sociales. Atentando los revoltosos, contra la propiedad pública y privada, atacando la comisaría y quemando automóviles. Estos hechos sucedían de manera continua en el periodo de la dictadura fujimontesinista, para desviar la atención de la opinión pública, y poder manipularla. Luego todos pasaban por la salita del SIN a cobrar sus honorarios. En tal sentido, el nuevo gobierno, debe de tener claramente establecido, la dimensión del enemigo, que no desea el desarrollo del país, sino un beneficio político particular y partidario. Ahora ataca con fuerza, acusando de corrupto al Ministro de Educación, Jaime Saavedra, cuando se sabe que eso no es cierto, para impedir se siga adelante con la profunda reforma educativa básica y universitaria, a través de la cual, es muy probable que varias universidades: “engaña muchachos”, no pasen la valla.

Hoy lunes la juventud ha convocado una marcha nacional denominada “#La Educación se respeta” evento creado en Facebook. Los mismos que organizaron, la marcha multitudinaria, denominada “Keiko no Va”, que impidió que la hija del dictador llegue al poder. Hoy vuelven a las calles, no como una forma de apoyo al gobierno, sino para “salvar la democracia”  que es la que realmente se pone en riesgo y la estabilidad política en el país para impedir la fuga de capitales de inversión y de talentos, si el país de hunde en el caos. Por ello Gabriel Salazar, miembro del colectivo, informó que uno de los motivos de la movilización, es demandar al presidente que gobierne con los votos que apostaron por él, los cuales provinieron, mayoritariamente del antifujimorismo. Además, manifestó que “el fujimorismo siempre ha menospreciado a la sociedad civil organizada y movilizada, acusándola de ‘terrorista’, pero a pesar de ello, la población siempre ha demostrado que quiere mantenerse en democracia”, sostuvo. (La República 11 de diciembre 2016).

En tal sentido, creemos, que si Fuerza Popular, con esta actitud cree haber incendiado la pradera, y haber iniciado su guerra popular prolongada, sitiando Lima, están totalmente equivocados. El pueblo organizado y movilizado, no permitirá que ello suceda, porque ama la democracia, aunque endeble, pero al menos, es una democracia. Así como nunca más permitirá vuelva la violación a los derechos humanos, y la corrupción descarada. Aprendamos a respetar y saludar los resultados de un proceso electoral limpio y transparente, el Perú, mayoritariamente así lo exige.   

lunes, 10 de octubre de 2016

EL FRENTE AMPLIO: UN RETO HISTÓRICO

Por: Enrique Soto

La izquierda peruana, organizada en el Frente Amplio, y con una representación nacional de 20 parlamentarios en el Congreso de la República, tiene un tremendo desafío que cumplir en el presente quinquenio; que debe empezar a ser reflejado desplegando un esfuerzo sincero por consolidar la unidad, en un amplio espacio político de izquierda diverso. Así como, siendo la segunda fuerza política del país, en el Parlamento Nacional, debe luchar, de manera denodada y con estrategia, por empezar a liderar una oposición constructiva, en el quehacer político nacional; desarrollando una lucha sin cuartel, de manera principal, contra la corrupción, y defendiendo los sagrados intereses de la clase trabajadora; así como, exigiendo al gobierno, mejores condiciones de vida para los sectores populares que padecen la pobreza.
Esta proyección política, para los próximos cinco años, que debe ser trabajada por la izquierda, agrupada en el Frente Amplio, es un reto inconmensurable de carácter histórico; que como se ha dicho deberá empezar afirmando y consolidando la unidad, sueño de mas de treinta años de amplios sectores populares, que creen en la gran trasformación del país, con profundos cambios, dentro de una democracia robustecida, donde exista la participación ciudadana en la toma de decisiones en el quehacer político. Y esto solo se va a lograr, si se supera las diferencias, que existen en las diversas organizaciones que constituyen el  Frente Amplio.

En tal sentido, creemos sinceramente, que la decisión de Sembrar y otras organizaciones políticas agrupadas en el Frente, de querer legalizar su inscripción ante el Jurado Nacional de Elecciones es legítima, como legitima es la decisión de Tierra y Libertad de analizar, debatir y tomar decisiones en su próximo congreso, antes de fin de año, para ver cómo van a seguir desarrollándose, y consolidando el Frente. Esta situación, no tiene por qué generar una alarma, de gran envergadura, promovida por grupos de poder económico, que controlan muchos medios masivos de comunicación, quienes afirman que la izquierda se rompe. Ya quisieran que ello suceda para que se queden solos, en el espacio político nacional, sin ninguna competencia. Y así poder seguir saqueando el país. Sin embargo, esa situación apocalíptica, está bien lejos del conglomerado de la izquierda peruana. “Lo que hay es un gran debate, intenso y natural”-ha dicho VeróniKa Mendoza, representante de Sembrar (La República 2/10/16).Y sobre un supuesto enfrentamiento con Tierra y Libertad, y su líder Marco Arana, Verónika Mendoza manifestó -en entrevista exclusiva- que “hay algunos sectores relacionados con el poder económico que buscan debilitar el Frente Amplio y la alternativa de cambio que representa, agudizando y magnificando supuestas contradicciones donde solo hay debates internos”. Mas adelante señaló, que se han reafirmado en su compromiso de permanecer juntos.

Por su parte, el congresista, Marco Arana, líder de Tierra y Libertad, quien puso el partido a disposición del Frente Amplio, para que la izquierda peruana agrupada, pueda postular en las últimas elecciones presidenciales, llevando a Verónika Mendoza como candidata, ha señalado que: “La debilidad en los partidos es tan grande que cuando hay debate se piensa que habrá ruptura y que obedece a intereses mezquinos, porque hay partidos que tienen propietarios. Eso no pasa en Tierra y Libertad, ni en el Frente Amplio. En Tierra y Libertad no hay dueño. Hay debate. Los mecanismos son democráticos. Esa misma propuesta la trasladamos al Frente Amplio.”(La República 10/7/16).

En otro momento, Arana explica,  que el Frente Amplio es construcción reciente. Hasta ahora no tiene reglamento, sino pactos. Luego, aclara que el Frente, está conformado por partidos, organizaciones y ciudadanos. Y es tajante en señalar: “No está en discusión la unidad del Frente, sino como se construye”. Agregando una interrogante, se pregunta: ¿Cómo hacemos que (el Frente) se amplíe? “Ese es el debate- señala Arana-.Hemos recibido un mandato de construir una fuerza alternativa de izquierda después de mas de veinte años que no ha sido posible”.

Como podemos darnos cuenta la unidad, de la diversidad, en el Frente Amplio, está transitando por un proceso de consolidación, que se sustenta en un profundo debate, que permita arribar a decisiones de largo aliento, no inmediatistas o cortoplacistas, como estamos acostumbrados. Esto, pensamos, ha quedado establecido y esclarecido, por sus dos connotados líderes, representantes de las dos organizaciones mas importantes del conglomerado, de las que se decía estaban en un enfrentamiento encarnizado, como son el congresista Marco Arana, líder y fundador de Tierra y Libertad y Verónika Mendoza, representante del Movimiento Sembrar, candidata a la Presidencia de la República, en la últimas elecciones. En tal sentido es menester, seguir impulsando este debate para que la unidad se fortalezca. Un debate alturado, democrático, con aporte de ideas y propuestas coherentes, se hace necesario en un escenario político donde el intercambio de ideas  ha sucumbido, siendo reemplazado por la grita, la calumnia, el insulto y el vituperio.

Por otro lado, es de singular importancia, para que el Frente Amplio avance sólidamente, en lo que va del quinquenio, y pueda participar activamente, haciendo protagonismo histórico, en la próximas elecciones Regionales y Municipales que se llevarán a cabo el 2018, y pueda garantizar una buena campaña política que lo encumbre con el Poder el 2021,se esfuerce en el Parlamento, por liderar la oposición, desarrollando una propuesta estratégica, que permita movilizar a la ciudadanía –en caso sea necesario- en salvaguarda de los derechos populares básicos, que se ofreció en campaña. Como son el derecho al trabajo, el derecho a la salud y  la educación, que han estado tan venida a menos en los últimos años, a pesar del crecimiento continuo que tuvimos diez años continuos, este no logró llegar al bolsillo de los pobres. Es mas la izquierda peruana, desde el Parlamento Nacional, debe ser la abanderada de la lucha contra la corrupción, sacándole el jugo a su actividad fiscalizadora. “Guerra a muerte a la corrupción” debe ser la consigna, que ningún grupo político lo podrá levantar con tanta fuerza –por sus compromisos que tiene con grupos de poder económico- como lo puede hacer la izquierda. Esa debe ser una de sus principales banderas de lucha de los nuevos congresistas del Frente Amplio, si no quieren ser contagiados por ese burocratismo palaciego que termina asfixiándolos y absorbiéndolos.

Hagamos que el Frente Amplio, despierte la conciencia de un pueblo emprendedor, que quiere ver al país renovado, desarrollado y moderno. Que despierte la confianza en una nueva generación de políticos que aspiran conducir el país con transparencia, dignidad y lealtad. Para de esa forma erradicar la pobreza que envilece a los ciudadanos de los sectores populares, que no son atendidos oportunamente por un Estado que debe velar por su existencia. Hagamos que la confianza que el pueblo depositó en las urnas eligiendo congresistas de izquierda, sea enaltecida por el ejercicio de una noble representación, a favor de los que menos tienen.

martes, 2 de agosto de 2016

SE ACABÓ EL RECREO

Por: Enrique Soto

Con un esperanzador, breve y puntual discurso, que duró apenas 40 minutos, Pedro Pablo Kuczynski, asumió la conducción del país, como nuevo Presidente Constitucional de la República, a partir de este 28 de julio, hasta el 2021, año del Bicentenario de la Independencia Nacional, como lo reafirmó, en varias oportunidades, en su alocución. Iniciando de esta manera un nuevo quinquenio en el quehacer político gubernamental, que significará un gran desafío para hacer realidad, las grandes ambiciones y sueños que tiene el flamante presidente, según lo ha manifestado.

PPK, ha puesto de manifiesto al asumir el mas alto cargo de la magistratura un nuevo estilo en la acción política oficial, superando protocolos para sentirse mas cerca de la gente, y pronunciando un mensaje corto, lleno de expectativas en torno a los problemas mas urgentes que la ciudadanía mayoritariamente desea escuchar, sin desarrollar tediosos análisis que terminan cansando al auditorio, como lo venían haciendo los anteriores gobernantes, que lo antecedieron en el cargo, en las últimas dos décadas, cuando se reinicia la democracia. Esto parece significar, que una nueva etapa, se inaugura en el país, dentro del proceso histórico republicano, estando a cinco años para celebrar 200 años de vida independiente, en el 2021.

En tal sentido, posesionados ya en el cargo, el nuevo gobierno parece ratificar su slogan de campaña: “Se acabó el recreo”, ya que se le puede percibir con muchas ganas de trabajar, a pesar que la situación no se le va a presentar tan fácil. Les esperan duras batallas que van a tener que enfrentar, principalmente en el Congreso de la República, donde se ubica una oposición mayoritaria, representada por el fujimorismo. A pesar que la nueva presidenta del legislativo Luz Salgado, manifestó al asumir el cargo que, “a pesar de las diferencias, nos une el amor a la patria”, el bochornoso espectáculo que evidenció la bancada fujimorista, ante la presencia de nuevo presidente, evitando aplaudirlo, y vitoreando el nombre de su lideresa perdedora, y exaltando el nombre de su partido, fue un hecho que se vio como un hostigamiento a PPK. Esto es un anuncio, que las rencillas de campaña, aun no pueden ser superadas, y que pueden endurecerse implementando acciones obstruccionistas, situación que pondría en grave riesgo la estabilidad democrática. Por lo que el nuevo gobierno, teniendo como vocero, al Presidente de Consejo de Ministros, Fernando Zavala, está obligado a utilizar toda su inteligencia, actuando con mucha cautela, hilando fino, para sacar las piedras del camino cuando estas se las pongan, estando prohibidos de caer en actitudes provocadoras ,como la implementada últimamente en el Congreso el 28 de julio.

Por otro lado, a pesar que el nuevo mandatario ha señalado un claro derrotero que ha de seguir su gobierno, desarrollando una visión para el país, es necesario, conforme avance la gestión, dar detalles como se van alcanzar los objetivos planteados en grandes trazos. En esa dirección debe darse a conocer, como va a ser posible que las instalaciones de agua potable y alcantarillado lleguen, al final del gobierno, a todos los peruanos, y que el agua no falte las 24 horas del día, un acontecimiento encomiable, dentro de la modernización del país. Asimismo, explicar, abundando en detalles, como se va a financiar la modernización de la educación, que ha de ser gratuita y de calidad, esto servirá para dar mayor confianza a la ciudadanía, que mayoritariamente se ha visto engañada de manera continua por anteriores gobernantes, que ofrecieron el oro y el moro al pueblo peruano, y al final no hicieron nada. También, es prudente conversar con la población para explicar cómo los problemas de atención a su salud en los hospitales públicos van a ser de mejor calidad, diciéndole adiós a las largas colas y esperas aterrorizadoras, que mas rápido nos  alcanza la muerte. En qué va a consistir esos cambios de manera  puntual, y desde cuándo va a empezar el nuevo ordenamiento, desea saber la gente. Con respecto a la formalización es conveniente se desarrolle, por parte del nuevo gobierno, un política de apoyo decidido a las mypes y pymes, donde mayormente abundan las empresa informales por falta de apoyo por parte del Estado. El apoyo tiene que ser integral, es decir tecnológico, financiero y de capacitación de los recursos humanos para hacerlos mas efectivos, y no solamente reduciendo el IGV, que según han manifestado, bajará un punto a partir de enero del 2017. Esa medida aislada, pensamos que no es suficiente. Insistimos en el concepto integral, como una forma de sanear la economía, integrando al mercado formal a esos grandes sectores que se hallan excluidos. Por allí, creemos, debe empezar la recuperación de la desaceleración económica que estamos padeciendo desde hace cuatro años. Retomando el crecimiento sostenido. Las condiciones macroeconómicas están dadas para que ello suceda, solo falta implementar la decisión política. Esto va de la mano necesariamente, con el mejoramiento de la remuneración de los trabajadores, garantizándoles un trabajo formal mas estable, reconociéndole todos sus derechos y beneficios. Esto significará el crecimiento de una clase trabajadora mas solida y sostenida.
Por otro lado, el nuevo gobierno en su discurso inaugural del 28 de julio, pronunciado por PPK, ha manifestado la necesidad de avanzar en infraestructura, para garantizar el desarrollo y la modernidad, a la que se aspira llegar el 2021. Señalando puntualmente, que una nueva carretera se construirá para unir Iquitos con el resto del Perú, anunciando que lanzará un plan de inversión, de gran alcance, en aeropuertos, puertos, carreteras y gasoductos. Esto, sin lugar a dudas promoverá el desarrollo económico, cuyo crecimiento, lento pero seguro, es visto por organismos internacionales especializados como positivo. Para ello se trabaja con ahínco para destrabar, en los próximos meses, los proyectos que están detenidos, por una burocracia ineficiente. Esto va a significar un gran impulso en la inyección de confianza. Hay que tener en cuenta que las grandes inversiones promueven el empleo generando trabajo. Todo está listo para empezar, si decidimos trabajar de la mano con las regiones, impulsando y promoviendo el proceso de descentralización, que se inició hace mas de una década.

Finalmente, PPK, se ha comprometido, en su breve discurso, a llevar a cabo en su gestión una lucha decidida contra la corrupción, realizando una profunda reforma en el  aparato de justicia peruano, anunciando, asimismo, que no permitiría  que sus colaboradores mas cercanos caigan en ella, señalando de manera concreta que propondrá la creación de una autoridad especial con autonomía, sin manifestar nada con respecto a la “muerte civil”, que propuso en campaña. Esperemos que todo lo dicho se implemente de manera real cuanto antes, ya que la ciudadanía en su conjunto está cansada que los políticos se llenen los bolsillos con dinero del erario nacional. Hasta ahora, se sigue esperando la repatriación de mas de 45 millones de dólares que la mafia montesinista tiene en Suiza.

Creemos, sinceramente, que los dados están echados, y la carrera por el crecimiento económico y la modernización del país empiezan. Efectivamente, “se acabó el recreo”, y el trabajo que tiene sobre su hombros el nuevo gobierno es inmenso y de gran responsabilidad, 30 millones de peruanos aguardan con optimismo un feliz desenlace, esperanzados, que este nuevo gobierno los conduzca realmente por el camino del progreso y la modernidad, fieles a la decisión de comprometerse con el “sueño republicano”, por una sola república, firme y feliz, por la unión, tal como lo ha manifestado el nuevo mandatario  Pedro Pablo Kuczynski. 

miércoles, 20 de julio de 2016

LA NUEVA IZQUIERDA

Por: Enrique Soto

Nadie pensó que la izquierda peruana desempeñaría un rol protagónico e importante en la política nacional en el presente. Todos apostábamos porque se necesitarían muchas décadas, previas a un intenso trabajo, para que la izquierda pueda aparecer como un factor importante, en el quehacer político. Sin embargo, las cosas se presentaron, totalmente distintas a partir de las últimas elecciones generales, que después de dos procesos continuos de votación tuvimos que elegir a los nuevos parlamentarios y al nuevo Presidente Constitucional de la República, resultando la izquierda peruana configurada como una tercera fuerza política en la nueva coyuntura nacional, y quedando suscrita con una segunda fuerza representativa en el  Congreso de la República, habiendo ocupado 20 curules. Esta nueva situación hace variar radicalmente la escena política, que cualquier análisis serio debe tener en consideración, si se desea comprender a plenitud el nuevo escenario político nacional al cual estamos ingresando.


Estos logros de la izquierda peruana, representados por el Frente Amplio (un conglomerado de ciudadanos, agrupaciones y partidos), no son suficientes para garantizar la fortaleza de la tendencia política, solo apertura una posibilidad de ser opción de gobierno en las próximas elecciones generales, sí y solo sí, se trabaja con visión de país y de manera unitaria, dejando de lado, los sectarismos y el caudillismo, que en mas de dos décadas ha impedido que la propuesta política desarrolle y avance en el quehacer político en el país como un impulso de liberación de las Fuerzas Populares organizadas. En tal sentido, lo avanzado hasta el momento, debe ser visto como algo que debe crecer, ensancharse y consolidarse, para que pueda ir mas allá, como algo sostenido políticamente en el tiempo histórico. Y eso no se logra con prematuros enfrentamientos, promovidos desde afuera por los que no creyeron en la opción política en el momento adecuado, y prefirieron quedarse observando el desafío que realizaba los que decidieron lanzarse en esta cruzada. Hoy, queriendo aprovechar el nuevo escenario de éxito inicial, presionan por querer ingresar al conglomerado, utilizando cuanto medio de comunicación masiva que tengan al alcance, sin importarles la tendencia política e ideológica que representen. El pedir ser incluidos en el Frente ahora, a pesar que no desearon antes de las elecciones, nos parece aleccionador, todo lo que signifique sumar debe ser visto como algo gratificante, pero, valga razones, para realizar esta incorporación de manera ordenada, respetando reglamentos y estatutos, que todavía no existen, por ser un Frente en proceso de constitución. Todo esto, creemos va a suceder, como parte de un respeto constitucional al Estado de derecho, en un ambiente profundamente democrático.

Marco Arana, congresista electo, por el Frente Amplio, líder de Tierra y Libertad, partido que puso a disposición su inscripción en el Jurado Nacional de Elecciones, para que la izquierda pueda participar en las últimas elecciones generales, ha manifestado categóricamente que dentro del partido no hay ningún ambiente de confrontación, lo que existe es debate, dentro de un mecanismo democrático. En otro momento, señaló que “el Frente es construcción reciente. Hasta ahora no tiene reglamento, sino pactos. Queremos normarnos, lo haremos en un congreso en septiembre.”(La República 10/7/16). Mas adelante, por este mismo medio, Arana se pregunta: ¿Cómo hacemos que el Frente Amplio se amplíe? Luego sostiene, que ese es el debate. Agregando: “Hemos recibido un mandato de construir una fuerza alternativa de izquierda después de mas de 20 años que no ha sido posible.” Finalmente comenta, que no solo la inscripción garantizará la unidad.

Creemos sinceramente, que las ambiciones de poder, y los apetitos personales de figuración no deben ensombrecer lo que hasta ahora se ha conseguido con mucho esfuerzo en el avance como propuesta política en la izquierda peruana. No se debe permitir retrocesos históricos, como en anteriores oportunidades. Consideramos, que nuevos y renovados vientos soplan en la izquierda, inaugurándose una nueva etapa en su evolución histórica natural. Habiéndose producido, desde nuestro particular punto de vista, una purga inadvertida, donde ellos mismos se han expulsado, aquellos que nunca quisieron el cambio y la renovación, queriéndose perpetuar como eternos dirigentes de movimientos sociales inexistentes, queriéndose afirmar como una casta inamovible, pero como todo tiene su final, tuvo que llegarles el término. Ahora presionan para que se los incluyan, consideramos que deben ingresar los que vienen con intenciones de aportar en el crecimiento y consolidación del Frente, pero deben seguir fuera quienes vengan con intención de torpedear y hacerlo estallar por dentro .Ellos no deben tener cabida en este nuevo proyecto, ya que no hicieron lo que tenían que hacer en el momento adecuado. Tuvieron su oportunidad , y no la supieron aprovechar, por lo que no tiene derecho de exigir nada, debiendo resignarse a dar pasos a la nuevas generaciones, que gallardas empuñan las banderas del bienestar común, sin odios ni revanchismos, con ganas de construir una nación nueva, próspera y desarrollada.

En tal sentido, el desafío que tiene que enfrentar la Nueva Izquierda, representada en el Frente Amplio, es sumamente grande y delicado, que pasa por comprender el rol que le toca asumir frente al nuevo gobierno, de derecha, presidido por Pedro Pablo Kuczynski, y tener a su costado, en el Congreso de la República, a una abrumadora mayoría fujimorista, que ocupa 73 escaños. El trabajo no va hacer fácil. Tendrá que hilar fino para no caer en tentaciones y en sutiles trampas que tenderá el enemigo. Por lo que es de suma importancia, tener claro hacia dónde se dirigen, cuál es su visión de país que enarbolan. En función de eso sabrán distinguir claramente, sin mayor esfuerzo, el bien del mal. Confiamos que harán su tarea sin mayores contratiempos. Ya quedó demostrado, la forma sutil, sin renunciar a los principios, como se apoyó a PPK, para impedir que el fujimorismo llegue nuevamente al Poder. En ese aspecto, Verónika Mendoza, candidata a la Presidencia de la República por el Frente Amplio, jugó un papel protagónico de suma trascendencia, impidiendo con el llamado que hizo que Keiko Fujimori, se alzara con la victoria. Para lo cual tuvo oportunidad, realizada con gran habilidad, de levantar la defensa de la institucionalidad democrática, del Estado de Derecho y la lucha contra la corrupción, superando tácticamente las diferencias que se tiene con el modelo económico neoliberal. Este apoyo incondicional que se le brindó a PPK no significa de ninguna manera una alianza con la derecha que el partido Peruanos por el Kambio representa, sino fue una forma de cerrarle el paso a una nueva versión de un gobierno dictatorial fujimorista, en tal sentido, con este nuevo gobierno, la izquierda tiene el desafío de asumir de manera coherente y responsable una oposición que defienda los intereses sociales, políticos y económicos de los sectores populares que los han encumbrado en el poder. Con ese compromiso, y teniendo como premisa de que “dialogar no es pactar”, representantes de la bancada del Frente Amplio, liderados por Marco Arana y Verónika Mendoza se reunieron con Fernando Zavala, Presidente del Consejo de Ministros del nuevo gobierno, habiendo expresado claramente la postura de la izquierda en materia de defensa de medio ambiente, de derechos laborales de los trabajadores, de lucha implacable contra la corrupción y acabar con la delincuencia que tiene en zozobra a la ciudadanía, manifestando para ello la necesidad de realizar urgentes reformas estructurales en el Estado.

Como podemos darnos cuenta el reto de la izquierda para posesionarse sólidamente, y de manera sostenida en el nuevo escenario político nacional, es todo un desafío, que tendrá que saber actuar con sutileza para no caer en contradicciones. Por ello la izquierda tiene que concentrarse dentro del Parlamento en proponer proyectos legislativos de envergadura, que se vean como aportes significativos en la nueva reestructuración de Estado, sin perder de vista su rol fiscalizador, que le confiere la Constitución, haciéndole un seguimiento a las decisiones e implementaciones en su gestión al nuevo gobierno, exigiéndole el cumplimiento de sus compromisos realizados en campaña. En esa dirección es de suma importancia diferenciarnos de la oposición que realizará Fuerza Popular, que por ser fuerzas fujimoristas, que aún no aquilatan la derrota, pueden estar empeñadas en promover obstáculos innecesarios para impedir el éxito en la gestión del nuevo gobierno. Situación que no es compartida por la izquierda peruana.

Viendo el panorama político nacional en esa dimensión, es necesario que el Frente Amplio se fortalezca, como expresión genuina de la nueva izquierda modernizada, que ha comprendido los cambios políticos, económicos y sociales que se han suscitado en el mundo en la tres últimas décadas, cambiando radicalmente nuestras formas de pensar y hacer política. Quien no asume esta nueva realidad global, va a tener dificultades para encarar una nueva visión de país, necesaria para construir un nuevo Perú. Pensando de esta manera no cave exacerbar, conflictos y confrontaciones al interior del Frente Amplio, ni dentro de las organizaciones que la componen, ya que si recrudecen podrían hacer abortar una oportunidad maravillosa que nos otorga la historia. En tal sentido, es necesario limar asperezas si los hubiera, para asumir acuerdos políticos y programáticos, encaminados a elaborar los Reglamentos y Estatutos que normen la vida institucional. Tenemos entendido que en pocos meses el Frente convocará a un Congreso Nacional, donde decidirá el rumbo político e histórico a seguir, situación bastante encomiable. Creemos que el debate aperturado, y llevado a cabo con ideas y mucho respeto, harán arribar a resoluciones de excelencia, que el pueblo peruano en su conjunto, y principalmente los mas pobres, estarán profundamente agradecidos, por haber hallado una élite de dirección política que los conducirá indefectiblemente a la victoria.